miércoles, 17 de octubre de 2012

Parques de Acuáticos abandonados (Parte 1)

El otro día paseando por mi ciudad llegué a los alrededores del Parque Acuático Playa Park, la verdad es que ni los aledaños ni el parque llaman mucho la atención, es más, sinceramente dan pena. Esto acompañado de los post que escribí sobre los Parques de Atracciones abandonados me animó a hacerlo esta vez sobre los Parques Acuáticos abandonados o casi. 


Siguiendo el mismo boom de los parques temáticos, de atracciones, zoos y demás, los parques acuáticos se expandieron por toda España y el mundo, principalmente entre las décadas de los 80 y 90. Hoy en día, la proliferación de piscinas particulares, el alto precio de estos parques y la mala gestión de los políticos han asfixiado a muchos de ellos que se han visto obligados al ostracismo. 

El primer caso nos llega, como no, desde Japón, más en concreto en la península de Izu. Inaugurado en 1988 dentro de la burbuja inmobiliaria nipona y bajo el nombre de Sports World, se encontraba en un complejo de ocio-deportivo con todo tipo de hoteles, restaurantes gimnasios…. Dicen que la piscina de olas, era capaz de producir olas de hasta 2 metros de altura. Apenas duro 10 años, pues las optimistas previsiones de visitas no se cumplieron y no se podían cubrir las deudas. 


Algunos curiosos realizaban visitas al parque dónde pernoctaban en busca de descubrir cualquier tipo de elemento extraño que allí se encontrase, aquí tenéis un ejemplo http://www.michaeljohngrist.com/ruins-gallery/theme-parks/


Alrededor de 2010 y tras las sucesivas críticas a todas las infraestructuras abandonadas de esta península, porque el parque no era la única, se procedió a su desmantelamiento progresivo y hoy en día tan sólo quedan algunos pequeños restos. 

Si Japón es un habitual en estas lides, tampoco podría ser menos EEUU. El Lake Dolores Waterpark (California), es sin duda uno de los mayores mastodontes del mundo de los parques abandonados. Conocido también como Rock-A-Hoola y ubicado en el desierto de Mojave, fue durante muchos años (1962-2004) un gran atractivo para la gente de la zona, que abarrotaba el parque en verano. 



Según dice la wikipedia, el parque fue diseñado y construido por el empresario local Bob Byers para el uso de su extensa familia. De ahí el nombre ‘Lago Dolores’, como su esposa. Gracias a la Interestatal 15 que pasa cerca, muchos negocios relacionados con la ruta que une Los Ángeles y Las Vegas abrieron en la zona y lanzaron más si cabe el proyecto. Hay que tener en cuenta, como bien se yo : ), que mucha gente que realiza la ruta66 y que se desvió de la carretera para pasar por Las Vegas, toman esta interestatal para dirigirse a Los Ángeles. Poseía ocho toboganes paralelos de caída, barcas para grupos en rápidos, paseos lentos por lagos y hasta barcos de choque, pero poco a poco la afluencia de público bajo hasta que su dueño se vio obligado a venderlo a un grupo de inversores que intento reabrirlo en dos ocasiones con el mismo resultado, más deudas. Desde entonces, y como casi todos los casos de este tipo, ha servido para rodar películas y sketch publicitarios.


Sin abandonar América pero viajando al principio de la Ruta66 en Illinois encontramos el Roaring Rapids del cual no existe demasiada información, pero dicen las leyendas que cerró sus puestas por un incidente en 1989 cuando una persona salió despedida de uno de los toboganes y falleció. Como es obvio, el parque no cumplía con las medidas de seguridad.

Referencias:
http://www.skyscraperlife.com/latin-bar/36548-top-tens-61.html/

0 comentarios:

Publicar un comentario