lunes, 22 de octubre de 2012

Ruta66: Día 6 (13 de Agosto) (Oklahoma City-Amarillo)

"El objetivo del día era llegar a Amarillo saliendo por la tarde para dormir allí por la noche. La verdad es que el día empezó bastante bien, porque aunque salimos un poco más tarde de lo previsto del motel y cuando me salté otro peaje, por listo, tuvimos que hacer 20km para dar la vuelta, llegamos a Oklahoma City relativamente pronto.

En el motel apunto de salir


Nada más llegar aparcamos al coche en el centro y echamos unas monedas en el parquímetro y nos fuimos a ver el Jardín botánico, que la verdad es una preciosidad. Aparte de lo obvio, estar lleno de plantas de todo tipo, tiene un enorme lago en medio con un montón de carpas, patos, tortugas y otros animales del tipo. Además en la parte central hay un enorme invernadero, Cristal Bridge, al cual no pasamos porque costaba unos 6$. Eso sí, compramos unas cosas en la tienda de recuerdos de enfrente.

Calles de Oklahoma City

Kolette en Oklahoma City
Jardin botánico

Más tarde y tras coger el coche, fuimos hacía el Capitolio, que la verdad es precioso tanto por fuera como por dentro, pero lo más curioso de todo es que podías visitar el edificio mientras la gente trabajaba, eran juzgados.

Teníamos ganas de ir al Museo Nacional del Cowboy y el Western cuya entrada eran 8$ y que merecía la pena muy mucho. Si algo me sorprende de los americanos, aparte de que los camiones te adelantan en las interestatales a 140km/h sin ningun problema y que tienen un problema con el aire acondicionado (no es normal que en la calle haga 35 grados, con 75% de humedad y entres a un edifico público y haga 15..), es que ya que hacen algo lo hacen a lo grande y este museo es un ejemplo más. Tienen desde espuelas de caballo a monturas, pasando por herraduras, puntas de vallas, trajes de vaqueros e indios, carteles de cine y esculturas.

Museo Nacional del Cowboy

Tras acabar, fuimos a comer al Wall-Mark, dónde nos apretamos para el cuerpo un bocadillo de casi un metro de largo y probablemente unos 12cm de alto...

De camino a Amarillo

Sobre las 5 de la tarde cogimos la I-44 en dirección a Amarillo pero no tardamos en perdernos y aparecer bastante lejos de allí, además después de varios km nos encontramos la típica señal de fin de carretera y tuvimos que volver, si a eso le añades que íbamos en reserva, pues nos encontramos ante la liada del día.

Justo cuando estábamos apunto de tirar la toalla llegamos a Hitchok, un pueblo fantasma con una gasolinera tenebrosa y que no funcionaba.

Gasolinera de Hitchok

La desesperación se apoderaba de nosotros pero llegamos a Watonga, dónde aparecieron unas 3 gasolineras para repostar. Paramos a descansar un poco y tiramos para Amarillo los 350km que quedaban de los 450km que había desde Oklahoma.

Cuando se hizo de noche volvimos a la autovía y sobre las 11 y media y tras atravesar la frontera con Texas, llegamos a un motel dónde por 17$ por barba dormimos cuando kolette nos dejo."

0 comentarios:

Publicar un comentario