lunes, 3 de diciembre de 2012

El efecto Demo

Si hay una cosa en la informática que es completamente irrefutable es “El efecto Demo”, si sí, y mira que hay cosas irrefutables como por ejemplo que pase lo que le pase al ordenador siempre será un virus que ha entrado porque mi hermano pequeño o en su defecto mi mujer han tocado “cosas”, o como algunas de las mencionadas en la Ley de Murphy: 


  • Cuando pulsemos el botón de ignorar el error, el error nos ignorará a nosotros. 
  • Tras un error que intentemos saltar, siempre habrá otro. 
  • En la ayuda del programa raras veces vendrá reflejada tu duda. 
  • Da igual la edad que tengas; cuando dibujes con el ratón parecerá que tienes 4 años. 
  • El precio del portátil bajará justo después de habértelo comprado. Lo mismo ocurrirá con cualquier otro componente. Corolario: La probabilidad de que esto ocurra a los pocos días de haberlo comprado es directamente proporcional al tiempo que hayas estado detrás de dicho portátil/componente. 
  • La velocidad de carga de la página WEB es inversamente proporcional al interés que tengas por verla. 
  • Ley de los momentos: Si se ha de ir la luz, se irá en el momento más inoportuno. Lo mismo ocurrirá con la conexión a Internet. 
  • Cuarta ley de la programación. Si un programa no sirve para nada, te lo harán documentar. 
  • Ley de Bit sobre el estado actual de la electrónica. Si lo entiendes, ya es obsoleto. 
  • Primera ley de la tecnología. Cuando intentes demostrar a alguien que una máquina no funciona, funcionará. 
  • Segunda ley de Golub sobre computadoras. Cualquier sistema que dependa de la precisión humana, es impreciso. 
Para los que no lo sepan, el efecto demo es aquel que provoca que en el momento de presentar una aplicación informática se alineen todos los astros del universo y esa aplicación que has probado un trillón de veces más que Microsoft las suyas, o sea un trillón más uno, peten por todos sitios delante de la gente que probablemente te pague habitualmente o tuviese intenciones de pagar. 


La definición se las trae, pero es así. Las causas son diversas, desde caídas de Red o servidores o que tú en un alarde de ingeniosidad decidas hacer la prueba con un parámetro no antes usado. Cualquier caso es válido, pero las maneras de salir del atolladero varían según la experiencia. Si estas presentando un Sistema Operativo y que te sale la pantalla azul clásica, estas jodido sí, jubílate, pero sí estas presentando una funcionalidad concreta de ese sistema puede hacer como cuando ves a tu odiada vecina, o sea, pasar por ello como si no existieses. 

También os recomiendo que no confiéis en los datos de prueba que os proporcionen los programadores, son muy de poner textos del estilo “Estoy hasta los….”, “Estoy hasta los cojones de trabajar”, “cuando llegan las 3?” o lo que es peor, adjuntar alguna foto comprometida….. 

Ahora podréis ver algunos ejemplos curiosos recopilados en Youtube

Error presentación Windows 98

0 comentarios:

Publicar un comentario